Saltar al contenido

Todo inicia en casa

Así como nuestros padres nos enseñaron a saludar, a comportarnos en la mesa y nos dieron las bases para ser quienes somos ahora, los padres de hoy día nos enfrentamos también a un nuevo reto: Educar a nuestros hijos en el uso de las herramientas tecnológicas.

El cumplir este reto implica que tú, siendo cabeza de tu hogar te pongas de pie, indagues y aprendas a fondo acerca de lo que el mundo de la tecnología y la internet puede generar en la vida de tus hijos (y la tuya), ya que las TIC pueden influir de manera tanto positiva como negativa en cualquier persona y a cualquier edad. Por esta razón hoy te traemos los principales pasos que como padre de familia debes seguir, para educar a tus hijos en el uso de la tecnología e internet.

1. Entender que la prohibición no es la mejor opción, el diálogo es la estrategia correcta.

Prohibir el uso de aparatos tecnológicos puede generar rebeldía y reacciones negativas de tus hijos hacia ti, por eso debes buscar un acercamiento para hablar con ellos acerca de lo que más les gusta, conocer qué redes frecuentan y de qué forma se muestran en ellas. Si tus hijos son pequeños y están incursionando en el mundo de la tecnología o no sabes si debes permitirlo por su edad, recuerda que no es buena la prohibición, más bien puedes acompañarlos constantemente, compartir sus experiencias y comenzar a enseñarles acciones de seguridad, vigilando siempre que el contenido sea apropiado para su edad.

2. Eres el padre, tú pones las reglas.

Sin importar la edad de tus hijos, eres tú quien define las reglas y quien tiene la autoridad para decidir el tiempo que pueden usar la internet, definir horarios, forma de uso y establecer el contenido al que tu hijo puede acceder conforme a su edad y madurez. Recuerda que la autoridad es un privilegio que debes saber manejar, por eso debes explicar a tus hijos por qué es importante tener reglas y ser claro acerca de los riesgos a los que pueden enfrentarse si las rompen. “Restricción no es igual a Prohibición”.

3. Fortalecer la confianza.

En la medida en que tus hijos crecen y siguen las reglas, tú puedes fortalecer su autoestima y así mismo la confianza mutua al adaptar las reglas a su nivel de madurez y de responsabilidad, incentivando siempre el uso responsable y consciente de la internet y enseñándoles a tener prevención y a informar ante cualquier problema cibernético que pueda presentarse.

4. Dar ejemplo.

Tus hijos aprenden todo lo que ven en ti, así que si quieres controlar el tiempo de uso del celular, tablet, computador, videojuego o televisor, ó si quieres evitar que tus hijos creen una dependencia a estos aparatos, debes evitar actitudes que los lleven a romper estas reglas, tales como comer mirando el celular, o revisarlo cada diez segundos a la espera de una notificación. Debes buscar el equilibrio en el uso de las herramientas tecnológicas para que tus hijos entiendan la importancia del cumplimientos de las reglas y así mismo, prevengas casos de abuso o uso excesivo.

5. Mantenerse informado.

La tecnología cambia y avanza cada día a pasos agigantados y como papá ó mamá puedes sentir que tus hijos te llevan ventaja, pero es esta ventaja la que no puedes permitir que exista; es por eso que debes informarte acerca de las tendencias, juegos, redes sociales vigentes, su funcionalidad, edades permitidas, y otros factores que te permitan decidir de forma concreta acerca de los permisos que darás a tus hijos. Así mismo debes mantenerte informado acerca de los softwares y herramientas de ayuda para que las reglas fijadas sean cumplidas y tengas el control que como padre de familia debes tener.

Nuestra labor como padres no debe ser menospreciada, somos los encargados de dejar nuevas generaciones fuertes y seguras; por eso debemos apropiarnos de nuestro rol y actuar responsablemente ante cada nuevo reto que se nos presente, nuestros hijos esperan nuestro apoyo e interés en cada etapa de su vida. No lo dudes, capacítate y vence todo temor; toma el Control y dale a tu familia la Seguridad que necesita.